– Al momento del cierre, 1.200 empleados trabajaban en esta fábrica.

El portal de noticias SHIPIINGWATCH, en un reporte publicado el 15 de junio de este año, destaca que la fábrica se localizaba en San Antonio, Chile, y comenzó sus operaciones en el 2015 después de sortear una serie de hechos que aplazaron la apertura. Según el mismo portal, Maersk tomó esa decisión para suministrar contenedores frigoríficos al enorme mercado sudamericano de frutas y verduras, con lo que la naviera esperaba obtener importantes ganancias.
En el 2011, Maersk Container Industries anunció la construcción de la fábrica ubicada en Sa Antonio, que alcanzó una inversión de 250 millones de dólares.
Sean Fiztgerald, presidente de Maersk Container Industries, inquirido por Shipping Watch, expresó que la decisión fue cuidadosamente considerada, ya que el impacto financiero por el cierre de la fábrica entre 175 y 200 millones de dólares para el grupo. Otra de los motivos para el cierre, según el portal, fue que la operación de esta fábrica se vio amenazada por la producción del fabricante chino de contenedores CIMC.
Por su parte, el portal www.df.cl, la decisión de Maersk Container Industries se tomó ante “la sobreproducción de contenedores en el mundo y la dificultad permanente para conseguir a nivel regional proveedores de insumos para la fabricación, lo que impidió a la empresa ser competitiva”, señaló el holding naviero en una declaración pública.
Se añadió que la determinación es irreversible.
Cuando se construyó la planta en San Antonio, sólo existían otras tres en Chile, ahora son un total de siete.
Sumado a esto, y según señaló la misma compañía, el 90% de los insumos requeridos en la industria debían ser importados, lo que mermaba la competitividad del negocio.
Además, se sumaba a esto “el largo tiempo de transporte de materia prima importada -de hasta cuatro meses- lo que no permitía ser ágil y cumplir con las expectativas de respuesta de los clientes”.
Ronnie B. Jensen, gerente general de MCIS señaló que esto “es una determinación necesaria, pero al mismo tiempo dolorosa. Y lamentamos profundamente los efectos que tiene para nuestros trabajadores y sus familias; muchos de ellos nos habían acompañado desde el inicio”.
Cabe recordar que fue a fines de 2011 cuando MCIS anunció la construcción de la fábrica ubicada en San Antonio, la que implicó una inversión de unos US$ 250 millones, y que comenzó a producir contenedores para firmas navieras internacionales en 2015.
Fuente: Shipping Watch

 

Bananotas

Revista BANANOTAS

Desea ser parte de Bananotas, la revista bitrimestral de A.E.B.E. con artículos del ámbito nacional e internacional. Para más información escríbanos a: eledesma@aebe.com.ec.

 

 

logo-aebe

Para cualquier consulta o sugerencia, por favor escríbanos a eledesma@aebe.com.ec.
Ciudadela Kennedy Norte, Ave. Luis Orrantia y Nahim Isaias, Edificio Classe Piso 3.
Teléfonos: (593-4) 2683200
Guayaquil – Ecuador