El comercio del banano: boletín de noticias

BananaLink
El comercio del banano
boletín de noticias
No. 58 | Mayo 2018

El consenso al que se llegó en la exitosa tercera conferencia del Foro Mundial Bananero en noviembre pasado fue que para garantizar la supervivencia y el desarrollo de la industria bananera se necesita un cambio. Para reflejar esto, en esta edición examinamos las iniciativas para abandonar la producción de monocultivos, así como también la contribución de los pequeños productores al desarrollo de modelos de producción éticos y sustentables. Aunque como escuchamos de las Islas de Barlovento y sus dificultades para sobrevivir, los pequeños productores también enfrentan desafíos.

Además tenemos noticias sobre el progreso del compromiso de Tesco respecto al pago de un salario digno para los trabajadores bananeros en las plantaciones que abastecen al minorista británico en forma exclusiva.

Esperamos que encuentren este boletín muy informativo y que los haga reflexionar como siempre.

Alistair Smith
Coordinador internacional de Banana Link

________________________________________
MÁS ALLÁ DE LOS MONOCULTIVOS – LOS PRIMEROS PASOS

Alistair Smith informa sobre las medidas innovadoras para cambiar los sistemas de producción bananera

Tras nuestro llamamiento el pasado noviembre a que los interesados de la industria bananera abandonaran los sistemas de producción de monocultivos, nos complace informar que nos han oído y que el «tabú» en torno a este tema se ha roto de una vez y para siempre. En la Tercera Conferencia del Foro Mundial Bananero, un productor y comerciante de frutas importante hizo un anuncio sobre el avance de su empresa hacia la sustitución de la producción del monocultivo Cavendish por sistemas agroecológicos diversificados.

Otro actor importante está tratando de establecer una asociación con las empresas bananeras más grandes con el fin de crear un fondo colectivo para la innovación también en este terreno, y anunció que compartirían libremente con la comunidad internacional bananera todos los futuros progresos en este campo.

Varios destacados científicos especialistas en bananos presentes en la conferencia también aclararon que el futuro del comercio internacional solo podría preverse si se llevaba a cabo tal transición. Por primera vez, existe un verdadero impulso para el cambio que Banana Link se complace en promover.

En febrero, Banana Link, junto con la destacada especialista en escultura social, Shelley Sacks (En inglés) de la universidad de Oxford Brooks, convocó una mesa redonda para el intercambio de ideas con representantes de pequeños productores del Caribe, trabajadores de plantaciones de Latinoamérica, organismos de comercio justo y empresas productoras e importadoras de bananos con el tema «Más allá de los Monocultivos».

Las deliberaciones tuvieron lugar en el museo de historia colonial neerlandés en Haarlem rodeados de más de 10 000 cáscaras de banano secas de las frutas producidas por 20 pequeños productores de la isla caribeña de Santa Lucía. La obra Intercambio de valores por Shelley Sacks (véase la foto anterior) ha sido una fuente de inspiración en más de 20 años de debates con el público general y los profesionales en 13 localidades del mundo: véase http://exchange-values.org (En inglés).

Los participantes juzgaron el tiempo que lleva madurar para encabezar discusiones más amplias con actores en toda la industria global en torno a cómo dejar atrás el sistema de producción actual, el cual se ha vuelto tan dependiente de elevados niveles de insumos agroquímicos. El estudio del rendimiento de las diferentes variedades, el intercultivo, el ganado y la agroforestería forman parte del razonamiento que informa el diseño de los sistemas agroecológicos modernos.

El grupo decidió que será imprescindible promover la industria y la concienciación pública para facilitar la transición hacia sistemas resistentes y sostenibles. Estamos planeando un evento para principios de 2019.

Si desea formar parte del grupo que se reúne regularmente para planificar la estrategia para promover esta transición, por favor contacte a Alistair Smith en Banana Link: blink2005@orange.fr

________________________________________
BANANOS EQUAL EXCHANGE: PEQUEÑOS AGRICULTORES, GRAN CAMBIO

Ravdeep Jaidka, responsable de las Relaciones con los Productores de Bananos Equal Exchange de los Estados Unidos, comparte la visión de la empresa del porqué de la importancia de los pequeños agricultores para su modelo.

Existen muchas piezas tangibles en el modelo Equal Exchange: el producto orgánico, la certificación de comercio justo, los pequeños agricultores, las cooperativas. Aunque estos son todos elementos importantes de nuestro enfoque holístico hacia el comercio, la pieza del pequeño productor es crítica. Ante todo, la misión de Equal Exchange es darles a los pequeños agricultores un lugar en el mercado mundial. Por esta precisa razón nuestro eslogan es Small Farmers. Big Change (Pequeños agricultores. Gran cambio).

Equal Exchange se fundó hace más de tres décadas para desafiar al paradigma tradicional en el que los pequeños agricultores no tenían acceso al mercado y se veían forzados a vender sus productos a intermediarios o brókers sin ningún poder de negociación. Equal Exchange comenzó con el café de Nicaragua y desde entonces ha extendido su modelo a numerosos productos como el cacao, el té, los bananos y los aguacates. El comercio del banano se inició en 2007 y, en la actualidad, los bananos Equal Exchange provienen de tres cooperativas de pequeños productores de banano de Ecuador y Perú.

¿Por qué apoyar a los 500 millones de pequeños agricultores de todo el mundo y los 1200 pequeños productores de Ecuador y Perú que integran la cadena de suministro de Equal Exchange? En un sistema alimentario cada vez más dominado por la consolidación corporativa y las grandes plantaciones, donde tanto las empresas como las fincas se hacen cada vez más grandes, los pequeños agricultores encuentran cada vez más difícil competir y sobrevivir. Si bien algunas de estas realidades no han cambiado desde los comienzos de Equal Exchange hace tres décadas, otras hacen que para los pequeños productores sea más difícil prosperar. Ante esta situación, es importante entender las realidades del modelo del pequeño productor y los beneficios que proporciona a las economías locales, las comunidades y el sistema alimentario en su conjunto.

Los miembros de la delegación de Equal Exchange posan junto a los agricultores y los miembros del personal de AsoGuabo en El Guabo, Ecuador. (Equal Exchange)

¿Por qué los pequeños agricultores? Porque los pequeños agricultores transforman las economías locales.
La exportación de banano requiere la intervención de muchos actores además del agricultor y el comprador. Los bananos se cosechan y se exportan 52 semanas al año, lo que significa que cada semana el proceso entraña la contratación de cuadrillas de cosecha, el pedido de los materiales de empaque, hacer reservaciones con las compañías navieras y el llenado de los formularios de aduana, entre otras tareas logísticas. Esto significa que la exportación de bananos crea puestos de trabajo de segundo nivel en las comunidades productoras de banano, a menudo en las zonas rurales donde los empleos son escasos. Estos puestos abarcan muchas disciplinas, desde trabajadores y técnicos agrícolas hasta operadores logísticos y directores generales de cooperativas de agricultores. Juntos, estos trabajos crean una economía agrícola próspera donde cada semana los agricultores y todos los otros actores del proceso de la exportación asumen el control de su propia pieza para hacer que la cadena de suministro funcione como un reloj.

¿Por qué los pequeños agricultores? Porque los pequeños agricultores crean comunidades dinámicas.
Además de la economía local, los pequeños agricultores también generan impactos positivos en sus comunidades. Esto es posible gracias a la prima del comercio justo que se obtiene por cada caja de bananos Equal Exchange, lo que permite que los agricultores tengan una participación en el desarrollo de los proyectos comunitarios. Además del precio de los bananos, la cooperativa del agricultor obtiene USD 1 por caja como una prima del comercio justo. Un contenedor de embarque transporta 960 cajas de 40 lb (18 kg), lo que significa que un negocio de exportación de un contenedor por semana (el volumen de exportación mínimo) genera USD 50 000 en el curso del año en primas de comercio justo. Eso es importante.

Al final de cada año, los agricultores se reúnen en la asamblea general de la cooperativa para votar sobre cómo se debería utilizar este dinero dentro de la comunidad. Los agricultores y los miembros de la comunidad hacen propuestas y las decisiones de dónde asignar los fondos se adoptan de manera colectiva. Hay un debate; hay desacuerdos; hay consenso; y eso es democracia.

En el último año, los colaboradores de la cooperativa de bananos Equal Exchange han elegido utilizar los fondos en una diversidad de proyectos sobre la base de las necesidades de sus comunidades. En la cooperativa de AsoGuabo en Ecuador, los 125 agricultores miembros han identificado la asistencia médica y la educación como áreas con deficiencias clave en sus comunidades. Los fondos de las primas pagan para que un doctor visite la oficina de la cooperativa cada viernes. Los agricultores, los trabajadores y los miembros de la comunidad visitan la oficina para recibir un examen médico. El viernes siguiente regresan para leer e interpretar sus resultados con el doctor. Los miembros de la comunidad no solo reciben atención médica preventiva, un concepto nuevo en las zonas rurales de Ecuador, sino que también aprenden sobre su propia salud. Además de este proyecto, durante el último año, el fondo de primas de AsoGuabo también ha prestado apoyo a una organización de atención geriátrica y proyectos en 13 escuelas de la comunidad.

Este es el proceso dinámico de desarrollo comunitario en el que participan los agricultores de cada cooperativa: la identificación anual de las necesidades de sus comunidades a través de un proceso democrático y participativo. Los agricultores son quienes deciden en qué gastar su dinero, lo cual tiene más fuerza que el dinero de algún proyecto de desarrollo u organización benéfica.

¿Por qué los pequeños agricultores? Porque para los pequeños agricultores la alimentación se trata de las personas.
En el mundo del comercio justo del pequeño agricultor, todo gira en torno de las relaciones. A lo largo del comercio de banano Equal Exchange hemos seguido profundizando nuestras relaciones con los socios productores y establecido relaciones entre las muchas piezas únicas de la cadena de suministro. El pasado junio, invitamos a Four Seasons (distribuidor y madurador de bananos de Pensilvania) y a MOM’s Organic Market (una cadena de minoristas independientes del noreste) a visitar AsoGuabo, una cooperativa bananera en Ecuador. Durante más de 10 años, estas organizaciones han trabajado juntas para llevar los bananos de los pequeños agricultores a los estantes de los comercios estadounidenses sin conocerse en persona. En Ecuador, Equal Exchange reunió a toda la cadena de suministro, desde los agricultores hasta los exportadores, los importadores, los maduradores, los distribuidores y las tiendas. Nos reunimos como colaboradores, sentados a la misma mesa, para discutir nuestras realidades y conectar las diferentes partes de una misma cadena de suministro.

Naturalmente, mi ejemplo favorito de relaciones en la cadena de suministro viene de la experiencia personal. El pasado otoño, pasé un mes viviendo y trabajando junto a la cooperativa AsoGuabo en Ecuador. Trabajé en las oficinas de la cooperativa y me hospedé con 2 de sus 125 agricultores miembros. Pasé unos días en campo con Jeccica Ramón (agricultor bananero y anfitrión durante mi estancia), aprendí sobre el proceso de la logística de exportación con los empleados de la cooperativa, y compartí una oficina con los miembros que prestaban servicios en el consejo de la administración de la cooperativa por un período de dos años. Sí, profundicé mi entendimiento del lado del productor de la cadena de suministro del banano, pero lo más importante es que forjé amistades duraderas que me harán regresar a Ecuador una y otra vez.

Pequeños agricultores de banano: Los grandes interrogantes del futuro
Todos estos ejemplos son solo una muestra de las maneras profundas e importantes en que los pequeños agricultores están provocando una gran conmoción en sus comunidades y economías locales. No solo son un modelo para el cambio positivo en sus comunidades sino que también crean un vínculo personal con nuestros alimentos en un sistema alimentario diseñado para distanciar a los agricultores de los consumidores. Mientras que los beneficios del modelo del pequeño agricultor son un poco más difíciles de explicar que los beneficios del cultivo orgánico o los del comercio justo, el valor que los pequeños agricultores traen a la cadena de suministro y el sistema alimentario en su conjunto es inigualable.

Décadas atrás, el comercio justo se inició como un movimiento para desafiar la dinámica de poder en las relaciones comerciales convencionales y para dar a los pequeños productores acceso al mercado mundial. Esto siempre ha ocupado un lugar central en la misión de Equal Exchange, tanto en el comercio del café como en el del té, el chocolate, los aguacates o los bananos.

Ahora, décadas más tarde, el comercio justo observa un auge en la producción, incluso de bananos. En Equal Exchange, la pregunta que a menudo nos hacemos es:¿Cómo podemos garantizar que los pequeños agricultores formen una parte integral de todo ese crecimiento y éxito? ¿Cómo puede seguir prosperando la visión de los pequeños agricultores de banano? Esto se hace cada vez más arduo en un panorama de competitividad en los comestibles donde los consumidores suelen tomar decisiones basadas solo en el precio minorista. No obstante, en tiempos tan difíciles como estos, es aún más importante mantenerse fiel a las raíces del comercio justo. Por ello, en Equal Exchange de verdad creemos que los pequeños agricultores están provocando un gran cambio.

Read more at www.beyondthepeel.com (En inglés) and www.equalexchange.coop (En inglés)

________________________________________
LOS CANADIENSES AMAN SUS BANANOS

Jennie Coleman, directora de la empresa canadiense de comercio justo Equifruit y su equipo, nos hablan sobre los cambios en las preferencias de los consumidores de América del Norte.

En 2016, los canadienses consumieron la exorbitante cantidad de 15,7 kg de banano per cápita, años luz por delate de su segunda fruta competidora más cercana, el melón, que llegó solo a los 10,9 kg, seguida de cerca por las manzanas con 10,2 kg por persona.

Los bananos ocuparon el primer lugar en cuanto al volumen de fruta importada a Canadá (588 mil toneladas métricas en 2016, o 34 mil contenedores estándar de 40 ft), pero fueron últimos en términos de valor/tonelaje: tan solo CAD 920 (USD 760). La división convencional/orgánico no forma parte del seguimiento estadístico, pero estimamos que es al menos 90:10 en las zonas urbanas, y en muchas partes más remotas del país, más como 100:0. También calculamos que los bananos con certificación Fairtrade representan menos del 0,5 % del total de las ventas canadienses.

Como con muchas otras jurisdicciones, a los canadienses se los ha hecho pensar, por generaciones ya, que los bananos son baratos. Muchos no tienen idea de cómo se producen o qué implica llevar esa fruta tan sensible a las temperaturas a los estantes de las tiendas, a pesar de nuestro clima tan frío. La mayoría nunca ha visto un árbol de banano, y ahora estamos listos para el incómodo e inevitable momento en las ferias comerciales cuando la gente nos pregunta si estos bananos que promocionamos son «locales». ¿Cómo responderles? ¿Por dónde empezar?

En Canadá, existe un gran interés por los alimentos locales y, en nuestro vasto país, hay unas 130 hectáreas de tierras dedicadas a la producción de frutas de temporada, casi 60 % de las cuales son arándanos. Los canadienses especifican con regularidad la cualidad de «local» como uno de los criterios importantes de compra, y los sitios web de los supermercados están repletos de videos que idealizan la finca familiar cercana que abasteció sus tomates, manzanas o melocotones. Las juntas de comercialización provinciales tienen programas para atraer la atención de los consumidores hacia los productos «hechos aquí» y ¡Cielos! La melodía comercial de Foodland Ontario de las «cosas buenas para cultivar en On-ta-rio» (lanzada en 1980 y en uso aún hoy en día) está garantizada para no poder sacársela nunca de la cabeza. Pero pese a este enfoque, los compradores de productos al por menor nos dicen que dada la opción entre las deliciosas fresas locales a CAD 3,90/pinta y las californianas de madera que cuestan la mitad, las ventas de las importadas más baratas superarán a las de las fresas locales por lejos.

Entonces, ¿dónde deja esto a los bananos Fairtrade? La mayoría de consumidores canadienses compra primero por el precio, y el banano se considera uno de esos «artículos de valor conocido» que los compradores recuerdan de semana a semana. Los minoristas temen que un precio más elevado para los bananos refleje precios más elevados en toda la tienda: en sus mentes CAD 0,99/lb (450 gr) es una especie de precio límite mágico. (Por alguna razón, a pesar de utilizar el sistema métrico para las temperaturas y las distancias, los canadienses aún reconocen el precio de los productos en unidades imperiales). El mercado canadiense se abastece casi en su totalidad de las tres multinacionales bananeras más grandes y, aunque cuentan prácticamente con el mejor reconocimiento de marca en los estantes del producto, su legado ha sido el de abastecer fruta barata, sin preguntas. En materia de fruta tropical se trata de «ojos que no ven, corazón que no siente» para la mayoría de los canadienses, y se podría concluir que difícilmente quienes saben tan poco sobre cómo se produce un banano estén conscientes de quién los produce y en qué condiciones.

Aquí es donde entra Equifruit. Somos un pequeño importador de bananos Fairtrade a Canadá, actualmente con distribución en nuestras dos provincias más pobladas (Ontario y Quebec), pero con la ambición de expandirnos de costa a costa. La empresa se fundó en 2006, por un dúo madre-hija que desde el comienzo realizó el formidable trabajo de educar a los canadienses, crear una demanda y convencer a los distribuidores de que apostaran por un producto fundado en valores (y de precio más alto) a fin de establecer un mercado para bananos Fairtrade. El primer contenedor llegó a Montreal en diciembre de 2007, y no hemos vuelto a mirar atrás. La empresa cambió de manos en 2013, y el nuevo equipo de dirección mantuvo los valores de su fundación, pero adoptó una estrategia de crecimiento más agresiva que ha rendido frutos: las ventas se triplicaron en menos de 5 años, y apenas hemos rozado la superficie de la oportunidad canadiense en su totalidad.

Equifruit obtiene sus ingresos de la venta de bananos orgánicos Fairtrade de primera calidad, pero lo que más motiva a nuestro equipo es educar a los canadienses acerca de las cadenas de suministro del banano, hablarles de la distribución justa del valor y, sobre todo, recordarles que detrás de cada banano que consumen hay personas que trabajan duro y merecen recibir un salario digno por la fruta que disfrutamos aquí en Canadá. Hemos visto bananos convencionales (no certificados) a la venta por el precio escandaloso de CAD 0,29/lb, así que tenemos mucho trabajo por delante para intentar convertir a los compradores a nuestro banano orgánico Fairtrade que nuestros clientes más grandes venden por CAD 1,49/lb.

Parece que están escuchando nuestro mensaje: apelamos a ese deseo de conocer al proveedor «local» cuando demostramos que Equifruit tiene relaciones directas con las cooperativas de pequeños agricultores de Ecuador y Perú que abastecen nuestros bananos. Al respetar las normas de Fairtrade, nos enorgullecemos de tener transparencia en la fijación de precios y la trazabilidad de nuestra cadena de suministro. Nos complace mostrar a la clientela canadiense nuestras listas de embalaje donde se puede ver, por ejemplo, que el pequeño agricultor Juan Calderón More ha aportado 18 cajas al palé 6 de nuestro último contenedor. Conocemos a Juan, y nos ha presentado a su madre (también una pequeña productora de banano), sus hermanos, su esposa y sus hijos. La vida de Juan se ha transformado con Fairtrade y el acceso directo de su cooperativa al mercado de exportación —y todo esto, por el simple gesto de pagar un poco más por los bananos en las cajas registradoras aquí en Canadá. Todavía son más baratos que las manzanas convencionales (no certificadas), la siguiente fruta más barata de la tienda de comestibles.

De paso, también estamos dando a conocer nuestra marca y, de hecho, con nuestras ventas de banano en aumento y el impulso que toma nuestra reputación por las frutas de origen ético de buena calidad, muchos clientes nos preguntan qué otra fruta Equifruit podemos ofrecer. Queremos hacer que nuestro negocio de banano siga creciendo, pero también queremos ampliar la disponibilidad de otras frutas Fairtrade en el mercado canadiense.

Los dueños y administradores de Equifruit somos mujeres, y en esta industria dominada por hombres, muchos de nuestros clientes no saben qué pensar. Pero nuestro enfoque es diferente, y el mercado ha respondido positivamente a nuestra autenticidad, nuestro compromiso hacia nuestros productores, la creatividad de nuestro marketing y nuestra orientación al cliente. Estamos formando alianzas con grandes cadenas de suministro y distribuidores, con pequeños minoristas independientes y consumidores canadienses promedio que comparten nuestra visión.

Lea más en: www.equifruit.com
________________________________________
BANANO ORGÁNICO DE SENEGAL

Tras un largo período de sequía en los años 80, cientos de personas migraron hacia el río Gambia, al sur de la ciudad de Tambacounda. Establecieron pueblos nuevos, y pronto las familias de agricultores crearon la Association des Producteurs de la Vallée fleuve de la Gambie (APROVAG, por sus siglas en francés) que hoy cuenta con 10 grupos de agricultores locales (agrupaciones de interés económico) en siete pueblos.

A través de los años, APROVAG se ha convertido en una fuerte organización de agricultores. El 70 % de los ingresos de las familias de la región depende del cultivo del banano. También producen algodón, maní y cultivos alimentarios. Solo el 35 % de los miembros de APROVAG logra ahorrar una parte de sus ingresos después de la venta. El «soudure», el período de tiempo cuando no hay cosecha de banano, sigue siendo una época precaria para muchas familias. Casi la mitad de las familias agricultoras sigue encontrando difícil salir adelante durante esta época.

No obstante, el cultivo del banano tiene un gran potencial. Los bananos tienen gran demanda en el mercado senegalés, en especial en las ciudades. Pero a las organizaciones de agricultores como APROVAG les resulta difícil competir con el banano de Costa de Marfil que proviene de plantaciones destinadas a la exportación a Europa y es de mejor calidad. Los miembros de APROVAG tienen que esforzarse para recuperar terreno. Vredeseilanden (En francés) ha apoyado a la organización de agricultores desde 2007 en su ambición de convertirse en un socio profesional en el negocio senegalés e internacional del banano.

En 2010, el importador de frutas Agrofair (En inglés) se puso en contacto con APROVAG. Agrofair trae, por ejemplo, bananos certificados Fairtrade de las marcas «Oké» y «Eko Oké» (principalmente de origen peruano) al mercado belga. Como el mercado del banano orgánico Fairtrade va en aumento, y resulta interesante diversificar el abastecimiento con bananos de África, buscaron nuevas organizaciones productoras con quienes colaborar.

Dos años después de su primera reunión, Agrofair decidió aumentar su apoyo a APROVAG con miras al mercado de exportación. Posteriormente, Vredeseilanden los presentó al grupo Colruyt (En inglés) que es el grupo minorista más importante de Bélgica. Colruyt se mostró interesado en comprar bananos de Senegal. El resultado de todos estos esfuerzos fue una colaboración única en la cual la transparencia y la cooperación en apoyo de los pequeños productores son factores clave. Nuestro propósito es establecer una cadena de bananos de calidad de Senegal a Bélgica eficiente que beneficie a cada uno de sus eslabones. Y la meta final es un nivel de ingreso más alto para las familias agricultoras.
________________________________________
BANANOS DE LAS ISLAS DE BARLOVENTO – LA LUCHA POR LA SUPERVIVENCIA

El excoordinador de WINFA, y presidente del Comité Ejecutivo del Foro Mundial Bananero, Renwick Rose, escribe sobre una cuestión que preocupa a la ya apremiada industria de las Islas de Barlovento.

La industria bananera de las Islas de Barlovento sigue luchando por recuperarse, al menos de manera parcial, de una serie de contratiempos en las dos últimas décadas. Los mismos fueron consecuencia de factores tanto humanos como naturales que causaron una reducción significativa en las exportaciones de banano de las Islas de Barlovento al mercado del Reino Unido conforme a las actuales normas de la Unión Europea.

El impacto del cambio climático en particular ha provocado una serie de desastres naturales (huracanes y tormentas, inundaciones y sequías devastadores) que, combinados con los estragos de la enfermedad sigatoka negra, redujeron drásticamente las exportaciones al Reino Unido. En la actualidad, ni Dominica, cuya producción quedó totalmente destruida por huracanes en 2017, ni San Vicente y las Granadinas exportan al Reino Unido, lo que deja a Santa Lucía como el único exportador de las Barlovento.

Pero aún así, enfrentan retos a causa de la naturaleza siempre cambiante del mercado británico del banano que está dominado por las grandes cadenas de supermercados. Un problema que surgió en los últimos tiempos concierne al impacto del uso de las cajas plásticas IFCO para la exportación de banano. Como se utilizan cada vez más de acuerdo con las demandas del mercado, han estado afectando el negocio de la empresa Winera (En inglés) que había estado fabricando cajas de cartón para abastecer la industria bananera.

El sindicato local que representa a los empleados de Winera ha expresado su preocupación sobre el posible cierre de la planta y la pérdida de empleos. Se ha solicitado la intervención del gobierno. Sin embargo, Winfresh (En inglés) la compañía exportadora, y la Organización nacional de Comercio Justo de Santa Lucía (NFTO, por sus siglas en inglés), han aclarado los conceptos erróneos sobre la situación.

Ambas han señalado que la utilización de las cajas IFCO (En inglés) no es nada nuevo sino parte de una tendencia impulsada por el mercado. De hecho, el NFTO, que representa a los pequeños agricultores que producen bananos de comercio justo, ha dicho en una declaración que la «utilización de las bandejas no tiene ningún impacto negativo sobre el NFTO ni sus agricultores», y afirmó que es «más beneficioso para nuestros agricultores porque son mucho más baratas y fuertes, su producción requiere menos mano de obra y son menos propensas a desarmarse en condiciones de humedad o lluvia».

Por su parte, Winfresh ha mantenido conversaciones con Winera e intenta alcanzar un acuerdo con su clientela británica para extender el período de cambio a fin de minimizar las crisis repentinas.

________________________________________
TESCO: PROGRESO RESPECTO AL COMPROMISO PÚBLICO SOBRE EL SALARIO DIGNO

Esta es una declaración conjuntamente te acordada por Banana Link y Tesco (En inglés) sobre el progreso realizado en cumplimiento de los compromisos innovadores asumidos por la cadena de supermercados.

En 2014, Tesco se convirtió en el primer minorista en comprometerse a pagar un salario digno a los trabajadores bananeros en 2017, en los sitios que abastecieran solo a Tesco. Banana Link acogió este compromiso como una declaración progresista de su liderazgo en la tarea urgentemente necesaria de reducir las diferencias entre los salarios reales percibidos por los trabajadores del banano y los costos reales de vida.

Este compromiso ha avanzado por un camino difícil, en parte porque los parámetros del salario digno para los países implicados aún no han sido acordados (se esperaba que ya estuvieran convenidos). El abastecimiento de bananos de Tesco también ha evolucionado, así que ahora tiene menos acuerdos de «suministro exclusivo» y ha quedado claro que pagar un salario digno es muy difícil de lograr de forma aislada. En los próximos meses, a medida que se establezcan los parámetros para calcular los niveles del salario digno en los principales países exportadores de banano, incluidos Ecuador, Costa Rica y Ghana, todos los interesados de la industria tendrán que colaborar para validar dichos niveles y desarrollar estrategias para alcanzar los incrementos de salario requeridos. En Costa Rica, una fuente de fruta clave para Tesco, el minorista británico desempeña una función de liderazgo en esta labor. Entendemos que es muy poco probable que un minorista, sin importar el tamaño, asegure el pago del salario digno en las plantaciones cuando solo compra una proporción de la fruta del productor.

Aunque Tesco no pueda hacer una evaluación directa respecto a la promesa de un salario digno que realizó en ausencia de parámetros para el salario que fuera acordado, comprendemos que la empresa vigila el progreso respecto a lo que considera los parámetros que se pueden establecer, según información actualmente disponible, y que su evaluación reporta avances prometedores para la mayoría de los trabajadores en función de esos niveles. Banana Link espera que la validación de estos parámetros refleje este progreso.

Agradecemos las pruebas anecdóticas de los agentes de otras industrias en Costa Rica de que alguno de los precios más altos ofrecidos a su proveedor principal por parte del supermercado británico ha permitido incrementar los salarios de algunos de los trabajadores con las remuneraciones más bajas. Pero también destacamos la importancia del mecanismo de la negociación colectiva entre sindicatos independientes de trabajadores y empleadores como el medio más democrático de garantizar mejores salarios y condiciones que se puedan mantener y defender en la legislación nacional. La libertad de negociación colectiva es uno de los derechos fundamentales establecidos en el Código base de la Iniciativa de Comercio Ético (ETI, por sus siglas en inglés), pero aún no cuenta con la comprensión y el apoyo suficientes de muchas empresas.

Tesco lo reconoce, pero también reconoce que esto no es posible en todos los países y que existen otras estructuras de organizaciones de trabajadores elegidas democráticamente que pueden ayudar a expresar las preocupaciones de los mismos.

En Ecuador, fue la función proactiva del gobierno nacional entre 2008 y 2015 la que hizo posible que se cerrara la brecha entre los salarios reales más bajos en las plantaciones del proveedor de Tesco y los niveles del salario digno, aunque los pasos que ha dado ahora el nuevo gobierno para revertir algunos de los cambios positivos realizados durante el periodo en el ámbito del empleo y la legislación laboral son motivo de profunda preocupación para Banana Link.

También agradecemos el continuo liderazgo más amplio de Tesco en la iniciativa de los múltiples interesados en toda la industria, el Foro Mundial Bananero y su Comisión de trabajo sobre distribución de la cadena de valor. Esta comisión de trabajo ofrece una oportunidad para todos los agentes, incluidos los sindicatos representantes de los trabajadores de las plantaciones y los almacenes de empaque, de trabajar juntos para abordar los niveles del salario digno como uno de los elementos clave que comprenden los costos de producción sostenible (COSP, por sus siglas en inglés). El segundo compromiso público que adquirió Tesco en 2014 de cubrir los COSP también ha resultado difícil de poner en práctica a falta de progreso suficiente en los parámetros del salario digno, un componente clave de los COSP. Esperamos que el avance que se realice a este respecto durante 2018 con los proveedores principales para asegurar los esfuerzos globales vaya dirigidos a garantizar que todos los participantes en la cadena de valor (incluidos los trabajadores) reciban una compensación adecuada.

En 2018, Banana Link espera un mayor compromiso por parte de Tesco y otros minoristas en los países consumidores clave para lograr una mejor comprensión de la función de los precios que se paga a los productores en la determinación de cuánto valor existe para ser distribuido a nivel del país productor de la cadena, incluso a los trabajadores como salarios. La presión a la baja en los precios siempre socavará la capacidad de los trabajadores de ganar un salario digno.

Finalmente, agradecemos la continua función clave de Tesco en el trabajo hacia la equidad de género en el Foro Mundial Bananero, incluido el reconocimiento de la necesidad de reunir datos sobre los salarios desglosados por género. Esto es fundamental para que las empresas puedan comprender los factores que crean las diferencias salariales entre géneros, que incluyen la asignación de tareas, las tarifas por el trabajo a destajo, el acceso a la promoción profesional y la función activa de las mujeres en la toma de decisiones.

________________________________________
Y PARA CONCLUIR…

Nos gustaría compartir con ustedes este video que grabamos en la conferencia del FMB en Ginebra el pasado mes de noviembre, donde varios participantes nos dijeron por qué piensan que el Foro es importante.
Ver Video

Is this email not displaying correctly? View it in your browser.

Providing comprehensive news coverage and in-depth analysis of the international banana trade. Published three times a year in both English and Spanish.
Copyright © 2018 Banana Link, All rights reserved.

Our mailing address is:
Banana Link
42-58 St Georges Street
Norwich, England NR3 1AB
United Kingdom

www.freshplaza.com

A.E.B.E.
Para cualquier consulta o sugerencia, por favor escríbanos.
Ciudadela Kennedy Norte, Ave. Luis Orrantia y Nahim Isaias, Edificio Classe Piso 3.
Teléfonos: (593-4) 2683200
Guayaquil – Ecuador