Las características del clima en Uruguay impiden la producción de banana, no obstante es la fruta más consumida en el país, y por lejos. Es un alimento que se importa, sobre todo desde Brasil y Ecuador, caracterizado por un conjunto de virtudes que la ubican cómodamente, desde hace varios lustros, en lo más alto del ranking de las frutas más demandadas.
Pablo Pacheco, responsable del Área de Desarrollo Comercial de la Comisión Administradora del Mercado Modelo, subrayó que la banana “es una fruta maravillosa” y que son varios los factores que establecen que se trate de un alimento muy atractivo.
Un elemento clave, señaló, es el precio. Este suele ser accesible y además estable, excepto cuando hay una dificultad puntual en las zonas productivas.
Por otro lado, “no da lugar a que haya sorpresas, es muy sencillo para el consumidor darse cuenta cuándo está en un punto de madurez óptimo para su consumo y en ese punto es una fruta muy rica”. Eso no se puede lograr fácilmente con otros frutos tropicales, como el melón o la piña.
Además, remarcó, es dulce, y por lo tanto, muy bien aceptada por los niños, pero también tiene otra ventaja: por ser tierna, es fácil de ingerir incluso por parte de adultos mayores que tengan dificultades para alimentarse con otros frutos sólidos.
También incide que es sencillo transportarla sin que se deteriore, es fácil de pelar porque se hace solo con las manos y no tiene semillas, permitiendo a la vez un aprovechamiento total.
Otro factor es que tras consumirla da rápidamente la sensación de haber satisfecho el apetito.
Pacheco puntualizó que los desarrollos tecnológicos en las etapas de cosecha, transporte y almacenamiento generaron que sea más sencillo que el consumidor la tenga disponible en las condiciones de madurez adecuadas y, a la vez, con estabilidad todo el año, a diferencia de otras frutas que son básicamente estacionales.
Eso ha sido posible por una fuerte apuesta de verdaderas multinacionales que viendo el potencial del rubro pusieron su foco en la banana, que no solo es líder en el consumo de frutas en países donde se cultiva sino en otros, como Uruguay, pero también en mercados de vanguardia y lejanos a zonas de producción de frutos tropicales, como Alemania e Inglaterra.
Pedro de Lisa, director de Proexur Dole Uruguay, uno de los principales importadores –trae exclusivamente banana ecuatoriana Dole–, destacó la calidad diferencial que tiene la que procede de ese país. “Es una banana premium”, explicó, consecuencia del clima homogéneo que hay en Ecuador y del desarrollo tecnológico que se ha gestado en la producción bananera.
En ese marco, admitió que hay una diferencia de precio entre la banana procedente de Ecuador y la que llega desde otros mercados, porque se importa con calidad premium, “la misma que se exporta a Estados Unidos”, y porque la logística es mucho más exigente, con costos mayores, lo que genera la necesidad de “traer fruta que se destaque y haga la diferencia con la que se trae de Brasil”.
Desde Brasil la banana suele llegar en camiones, en muchos casos sin refrigeración, en cambio desde Ecuador la banana viaja por barco desde Guayaquil a Chile y desde allí en camiones refrigerados hacia Uruguay. De Lisa remarcó que la División de Sanidad Vegetal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca efectúa controles a toda la fruta que ingresa al país.

Fuente: Fresh Plaza

 

Bananotas

Revista BANANOTAS

Desea ser parte de Bananotas, la revista bitrimestral de A.E.B.E. con artículos del ámbito nacional e internacional. Para más información escríbanos a: eledesma@aebe.com.ec.

 

 

logo-aebe

Para cualquier consulta o sugerencia, por favor escríbanos a eledesma@aebe.com.ec.
Ciudadela Kennedy Norte, Ave. Luis Orrantia y Nahim Isaias, Edificio Classe Piso 3.
Teléfonos: (593-4) 2683200
Guayaquil – Ecuador