En un año, el subsidio a los combustibles (nafta, diésel y gas licuado de petróleo) subió el 72%. Mientras a mayo del año pasado se habían pagado en subsidios unos $ 429,4 millones, en el mismo periodo de 2018 ya se han cancelado $ 738,9 millones, según cifras del Banco Central del Ecuador.
Además, el Gobierno calculó pagar unos $ 1.700 millones en subsidios en el 2018, mientras que en 2017 solo el de estos tres combustibles llegó a $ 1.200 millones. El de naftas se incrementó en 98%.
Una de las consecuencias de la recuperación del precio de crudo, que le permite al Gobierno recibir más recursos, es un incremento del precio de los derivados importados.
Tal vez por ello, y por la falta de liquidez, el ministro de Finanzas, Richard Martínez, ha puesto sobre la palestra el debate de la focalización de subsidios. A título personal, aseguró que él considera una ‘aberración’ que cada vez que tanquea su carro el Estado le regale dinero por el combustible.
El analista Alberto Acosta Burneo coincide con el ministro en que los subsidios a los combustibles pueden resultar muy ineficientes: “¿Quién es el que más subsidio recibe? En los autos, los que tienen los carros más grandes y de mayor gama, son los que más reciben, no son los más vulnerables”.
Todos los ciudadanos que tanquean su carro pueden verificar el subsidio recibido en su factura. Como ejemplo, una persona que paga $ 15 de gasolina, recibe $ 4,35 de subsidio.
La posibilidad de focalizar subsidios recibió respaldos. Por ejemplo, Oswaldo Jurado, dirigente de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe), opinó que es necesario.
La Cámara tiene una fórmula que ha tratado de hacer llegar a las autoridades: eliminar la gasolina extra, dejar la súper con el precio actual y crear una superior a la súper para quienes quieran usar una más amigable con el ambiente y el motor. En este proceso se podría subir la utilidad a los gasolineros.
Mesías Tatamuez, presidente de la Cedocut, se mostró de acuerdo con la focalización de los subsidios, mas no con su eliminación total. “Demandamos del Gobierno un estudio serio y la aplicación de un principio de justicia social para focalizar estos subsidios, en donde las clases pudientes, las grandes fábricas y las grandes empresas del país paguen el justo precio del gas, diésel y demás combustibles”, declaró.
Señaló que una eliminación generalizada sería parte de una directriz del Fondo Monetario Internacional (FMI).
Fuente: ELUNIVERSO.COM

 

Bananotas

Revista BANANOTAS

Desea ser parte de Bananotas, la revista bitrimestral de A.E.B.E. con artículos del ámbito nacional e internacional. Para más información escríbanos a: eledesma@aebe.com.ec.

 

 

logo-aebe

Para cualquier consulta o sugerencia, por favor escríbanos a eledesma@aebe.com.ec.
Ciudadela Kennedy Norte, Ave. Luis Orrantia y Nahim Isaias, Edificio Classe Piso 3.
Teléfonos: (593-4) 2683200
Guayaquil – Ecuador