El comercio justo vale la pena: Lidl es el primer retailer de Alemania que ofrecerá únicamente bananas certificadas por Fair Trade-Comercio Justo en el sur del país. Ya desde 2006, solo hay disponibles en todo el país bananas ecológicas Fairtrade. A partir de mediados de octubre se iniciará la conversión a las bananas convencionales, que anteriormente tenían la certificación Rainforest Alliance. En 330 sucursales Lidl del sur de Alemania comenzará, por tanto, la venta de bananas convencionales comienza con la certificación Fairtrade.
En otras regiones, la oferta se ampliará gradualmente, las bananas justas convencionales se comercializarán, por tanto con una etiqueta de Fairtrade. Así, la empresa marcará otro hito en el desarrollo de una gama de producto sostenible y tomará un claro partido por la producción sostenible de sus productos y la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de los países productores.
Nuevos estándares en el diseño de la gama
“No podemos seguir hablando de bananas de comercio justo; también en Lidl queremos actuar. Con la oferta de bananas Fairtrade exclusivamente, estamos asentando continuamente unos nuevos estándares en el surtido del retail de alimentación, algo en lo que hemos estado trabajando duro en los últimos meses. A partir de octubre, empezaremos el cambio gradual a un cien por cien de bananas certificadas, y así nuestros clientes apoyarán a la población de los países productores con cada compra”, indica Jan Bock, gerente de compras en Lidl Alemania.
Dieter Overath, CEO de TransFair eV, elogia la decisión de la empresa: “Con estos cambios, Lidl vuelve a ponerse en cabeza en comercio justo en el sector retail, y nosotros estamos muy contentos de haber dado este paso y deseamos que más comerciantes nos sigan. Las bananas son unas de la frutas más populares de Alemania, por lo que los productos Fairtrade deberían estar en todas partes”.
Condiciones para la certificación Fairtrade
El cambio a otras bananas convencionales Fairtrade será gradual, ya que los productores de los países de origen tendrán que cumplir con los estándares de Fairtrade y serán auditados por un organismo de certificación. Con Lidl, ahora los productores tienen un canal de ventas con precios mínimos garantizados y primas Fairtrade, que garantizan la fiabilidad de la planificación y una producción uniforme. “Tan solo con compromisos claros por parte de los retailers se puede convertir la agricultura convencional en agricultura Fairtrade en los países productores y mejorar las condiciones de vida y trabajo en el largo plazo”, explica Overath.
El comercio justo tiene un impacto en toda la cadena de valor y en todos los sectores de producción de los países de origen. La certificación precisa de estándares sociales, ecológicos, económicos y políticos para las plantaciones de banana y para los productores. Entre esos estándares, figura un acercamiento gradual a los salarios dignos, cumplimiento de la salud y la seguridad laboral, y la agricultura sostenible. Toda la comunidad se beneficia del pago de las primas de Fairtrade: se invierte en programas de formación para los trabajadores de las plantaciones, se construyen escuelas para los niños y se amplían las infraestructuras.
Fuente: FreshPlaza

 

Bananotas

Revista BANANOTAS

Desea ser parte de Bananotas, la revista bitrimestral de A.E.B.E. con artículos del ámbito nacional e internacional. Para más información escríbanos a: eledesma@aebe.com.ec.

 

 

logo-aebe

Para cualquier consulta o sugerencia, por favor escríbanos a eledesma@aebe.com.ec.
Ciudadela Kennedy Norte, Ave. Luis Orrantia y Nahim Isaias, Edificio Classe Piso 3.
Teléfonos: (593-4) 2683200
Guayaquil – Ecuador