inicio  |  contáctenos      
Usted está aquí: Inicio > Noticias > Detalle de Noticia

Noticias

Riqueza desperdiciada

José Fernando Gómez Rosales | viernes, 06 de junio de 2008

Nosotros los ecuatorianos despreciamos nuestra riqueza. Nos es difícil aceptar que Dios, en su inmensa misericordia, así como puso aquí gente especial que tiene por norma escoger desacertadamente a sus gobernantes y que se deja convencer por cuentos de hadas, también ha puesto riquezas que lo hacen un país envidiable para vivir en él. No es sólo la riqueza de su subsuelo tan mal aprovechado en bien del país y gracias a la cual unos pocos cientos de avivatos se han hecho millonarios por medio de transferencias, manejos irregulares, contratos  vende patria pero con buenas comisiones, etc., sino porque sus riquezas no son apreciadas por la mayoría de sus habitantes.

“Usted era el crepúsculo a la orilla del mar, / que según quien lo mire será hermoso, o vulgar.”, dice apropiadamente José Ángel Buesa en uno de sus hermosos poemas. La belleza de nuestros paisajes, de nuestras playas y montañas, la calidez de nuestras aguas, de nuestro clima, sin tornados, ni huracanes que destruyan lo realizado y miles de cosas más.

No contento con esto, le ha dado un suelo pródigo, con varios climas a escoger, para que pueda cosechar abundantemente  lo que se quiera sembrar, no sólo alimentos  tradicionales, sino también todos los frutos, una gran variedad de árboles, aves, animales, que nos ayudan a subsistir y alegran nuestra vida.

Hablemos sólo de un fruto, que es alimento y que teniéndolo cerca, muchas veces lo dejamos perder, mientras nuestro pueblo se muere de hambre. Me refiero al banano.

El banano es una fruta muy especial. Contiene tres azúcares: sucrosa, fructosa y glucosa, lo que produce una instantánea y prolongada carga de energía, es la fruta número 1 para los deportistas. Contiene fibra, lo que ayuda al intestino a moverse en forma adecuada. Es una de las frutas que contiene más potasio, por lo que ayuda a evitar calambres. Contiene cantidades apreciables de todas las vitaminas minerales y oligoelementos que necesita el cuerpo humano. Se dice que una persona puede vivir largo tiempo sin carencias nutritivas detectables consumiendo sólo 2 alimentos: bananas y leche. Dos bananas poseen suficiente energía para 90 minutos de ejercicio extenuante.

De acuerdo a varios estudios, se puede decir que el banano es una fruta que se recomienda para aumentar el poder cerebral de las personas; aparentemente comer un banano con leche o yogurt en el desayuno, mantiene a la persona más alerta y lo ayuda a rendir más en su trabajo. Ayuda en varias enfermedades, entre las que se incluyen: Depresión (al igual que el chocolate) ya que contiene triptofano, PMS, anemia (contiene buenas cantidades de hierro), estreñimiento (contiene bastante fibra), agotamiento, acidez estomacal, nauseas matutinas, neuritis, desórdenes nerviosos, desórdenes afectivos estacionales, estrés de trabajo, reduce el riesgo de presión arterial elevada, derrame cerebral, úlceras gástricas y duodenales, puede ayudar en dietas para bajar de peso, siempre y cuando se calcule bien las calorías ingeridas, pues produce satisfacción del apetito. Ayuda a mantener normal la temperatura del cuerpo y a dejar el tabaco. En caso de emergencia, si hay muchos mosquitos, frotar en la piel la parte interior de la cáscara del banano puede actuar como repelente de insectos.

Son múltiples las acciones beneficiosas de esta fruta, que muchas veces se pierde o se da como alimento de animales, pudiendo ser un gran alimento para los humanos, que debería ser aprovechada por el gobierno para ayudar en la dieta para los estudiantes y promocionarla para su mayor consumo.

jgomezr@hotmail.com   José F. Gómez R., MD., FAAP. jgomezr@hotmail.com


 

 


Accesos Rápidos

Eventos
Entérese de los variados Eventos que A.E.B.E. está realizando.

Oportunidades de Negocios
Conozca las nuevas oportunidades para generar negocios.