días / horas / minutos / segundos

 

“Medidas para prevenir la llegada del letal FusariumRT4 al Ecuador”

Ing. José Antonio Hidalgo Director Ejecutivo AEBE / Executive Director AEBE


El hongo Fusarium oxysporum f. sp. cubense raza 4 tropical (Foc R4T) considerado entre las diez enfermedades más importantes en la historia de la agricultura, está confirmada su presencia en Perú, en una zona muy cercana a la frontera con Ecuador. Es vital que tomemos medidas urgentes. La Unidad de Diagnóstico de Sanidad Vegetal del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa) confirmó la noticia el lunes 12 de abril de este año, después de analizar las muestras procedentes de una parcela de 0,5 hectáreas que estaban bajo sospecha en el departamento de Piura.


Tras la confirmación, se dispuso la emergencia fitosanitaria en territorio peruano para la ejecución de acciones de vigilancia, control y erradicación de la plaga poniendo mayor énfasis en las principales regiones productoras de banano y plátano.


La amenaza del Foc R4T no es nueva para nosotros. El Clúster Bananero viene llevando un monitoreo constante de los avances de la infección del Foc R4T en países bananeros en especial de Australia, Taiwán, Filipinas e Israel donde hay mayor experiencia y tecnología en su manejo y control. El Clúster Bananero está dispuesto a coordinar una agenda con acciones concretas con gremios de productores y Gobierno para prepararnos ante un escenario de presencia de este hongo.


La llegada en el 2019 del Foc R4T en Colombia condujo a acelerar la puesta en práctica de las acciones planeadas y afianzó la gestión pública-privada requerida de los distintos actores vinculados al sector bananero: Ministerio de Agricultura, Gobiernos Autónomos de provincias bananeras, productores, exportadores, academia, entre otros. Esto sirvió para que las plantaciones ecuatorianas no se vieran afectadas y se envíe un contundente mensaje a nivel mundial de la preocupación y accionar rápido del sector.


Una no deseada presencia de este hongo en nuestro país, amenazaría no sólo a la producción de las musáceas, sino al conjunto de la economía ecuatoriana. Las exportaciones de musáceas (banano, plátano y derivados de banano) durante el 2020 totalizaron USD3.822’604 mil, de los cuales, USD3.566’455 mil correspondieron a banano. La participación de las exportaciones de banano y plátano representaron el 33% del total exportado de productos agropecuarios y el 19% del total de las exportaciones del país.


También se verán afectadas otras industrias de la cadena de valor, como el del cartón. La exportación de banano capta entre el 80 y 85% de la producción nacional de cajas de cartón, que en valor se aproxima a los USD490 millones. El sector exportador del país se verá afectado; una reducción drástica de la producción y exportación de banano, sacaría al país de las principales rutas comerciales que tienen las navieras y el valor del flete se encarecería más allá de lo pensado. Sin hablar del impacto en la fuerza laboral y en la economía de las provincias de Los Ríos, Guayas y El Oro, que representan el 85% de las hectáreas plantadas con banano. Otra provincia afectada sería Manabí, especialmente el cantón El Carmen que capta la mayor producción de plátano. En total el área en peligro sería de 400.262 hectáreas (banano y plátano) y una población laboral de 500.000 personas, además de pequeños negocios, especialmente, restaurantes.


La base o acciones centrales de manejo del Foc R4T empiezan a nivel de las haciendas bananeras en la inversión en medidas de prevención y disciplina en el cumplimiento de procesos de control. Cuando se confirmó la presencia de este hongo en Colombia, se aceleraron inversiones y puesta en vigencia de protocolos en las haciendas de banano. Los esfuerzos y acciones emprendidas deben de ser constantes y nuestros productores no deben de confiarse ni bajar la guardia. Esta vez, la amenaza llega por el sur y nuevamente debemos reaccionar de forma sinérgica y rápida. Es urgente que la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario, Agrocalidad, mantenga una agenda de cooperación con Senasa de Perú para monitorear el estatus actual del hongo Foc R4T en el norte de Perú.


El Clúster Bananero del Ecuador ha sugerido la implementación inmediata de un plan de cuarentena, control y cierre en la frontera sur para evitar la propagación de este hongo. A través de esta organización, se ha solicitado la conformación de mesas técnicas para tratar directamente los siguientes temas en torno a esta problemática:
  1. Programa de financiamiento de inversiones en medidas preventivas de ingreso a haciendas del FOC R4T. La medida más efectiva de control de esta plaga es la prevención. Para esto se requiere de importantes inversiones tales como cerramiento de linderos con material vegetativo, cercas de alambre y de ser el caso canales de drenajes. Se requiere pediluvios y rodaluvios. Plantas de tratamiento del agua de riego para desinfectarla del FOC R4T. Sin estas inversiones no es posible controlar la contaminación de las plantaciones bananera. El control de FOC R4T es en este sentido como una cadena que no puede ni debe de saltarse pasos en inversiones y protocolos de prevención y manejo.

  2. Talleres de capacitación de los protocolos de control y manejo del FOC R4T en fincas. Estos tienen que ser tanto en la prevención, manejo de áreas infectadas y por recuperarse. Hay procesos claros y probados para prevenir el ingreso de FOC R4T en finca. También los hay para manejar agronómicamente la infección.

  3. Financiamiento y/o importación de productos bio estimulantes. En especial, el hongo Trichoderma harzianum que es a la fecha el único conocido inhibidor del FOC R4T. Dado el volumen necesario para una campaña nacional de aplicación de este hongo se requiere un esfuerzo público-privado para su financiamiento, producción y distribución.

  4. Acciones rápidas y efectivas. A nivel de las zonas de producción de banano para difundir a las poblaciones de estas áreas, la necesidad de prevención de la infección del FOC R4T.

  5. Trabajo en conjunto con autoridades locales. para inversiones en medidas de control de transito, mercaderías y personas con el fin de mantener áreas bananeras protegidas.

  6. Protocolos de autorización para ingreso de nuevas variedades. Existen materiales probados tolerantes y otros en camino de ser resistentes desarrollados en Australia, Filipinas, Taiwán, e Israel. La recomendación de los equipos técnicos del sector bananero es traer estas variedades para empezar un estructurado proceso de selección con el fin de encontrar el conjunto de plantas de mejor adaptabilidad y productividad a las diferentes zonas de producción del país.

  7. Financiamiento para investigación y programas de control. Con el Centro de Investigaciones Biotecnológicas del Ecuador de la Espol (CIBE), Agrocalidad y el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP), establecer, con el debido financiamiento a largo plazo, programas de protocolos de manejo y control, investigación y pruebas de campo de nuevas variedades tolerantes y/o resistentes al FOC R4T.

  8. Agenda y trabajo bilateral con los organismos fitosanitarios de otros países. Como Colombia, Filipinas, Australia e Israel que ya enfrentaron esta amenaza y deben contar con un plan de evaluación de nuevas variedades.

  9. Reforzar la actual capacidad instalada en laboratorios públicos y privados. para fines de diagnóstico y monitoreo preventivo en caso de emergencias.

Estamos seguros de que el trabajo en conjunto nos permitirá enfrentar eficazmente esta amenaza tal como hicimos en 2019 o en 2020 cuando ni la pandemia del COVID-19 logró paralizar la producción y exportación bananera. Estamos comprometido con las 250,000 familias que dependen de esta actividad económica y con el cumplimiento de los compromisos adquiridos con nuestros clientes en el mundo entero.

Hemos demostrado ser resilientes.



Ing. José Antonio Hidalgo Director Ejecutivo AEBE / Executive Director AEBE