días / horas / minutos / segundos

 

A.E.B.E marca un hito en las exportaciones.

De la mano de Marianela Ubilla Mendoza.

Por Alberto Coral.


La Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, AEBE, es una organización que fue creada en 1999, por un grupo de empresarios productores de banano que en la actualidad representa más del 70% de las exportaciones, participando competitiva y sustentablemente en la industria de este sector que genera ingresos económicos al país. AEBE, fue fundada por un grupo de agricultores que se convirtieron en la llave de una puerta que miraría al mercado internacional como una forma de introducir su producto y crecer empresarialmente.


Costatrading, Excelban, Exportadora Bananera Noboa S.A., Rey Banano del Pacífico y Unión de Bananeros Ecuatorianos, fueron los pioneros de AEBE. Los aportes de los ingenieros Alfredo Montalvo, Jorge Álex Serrano, Fabricio Espinosa y en la actualidad Marianela Ubilla Mendoza, han logrado mantener con responsabilidad social una organización exitosa que internacionalmente forma parte de los principales productores de banano en el mundo. En la actualidad, AEBE sigue incrementando su número de socios con 44 principales, que representan el 70% de la oferta exportable del Ecuador, y 47 adherentes, teniendo de esta manera representantes en toda la cadena de suministro.


Enfocamos la mirada hacia la Presidenta de AEBE, Ingeniera agrónoma Marianela Ubilla Mendoza, graduada en la Escuela de Agricultura de la Región Tropical Húmeda de la Universidad Earth de Costa Rica, primera mujer en representar a este sector que durante los últimos 21 años ha trabajado mano a mano con el sector público y sus asociados, para obtener las mayores mejoras para todo el sector bananero, impulsando la justa competencia y la confianza entre los principales actores de la cadena de exportación.


¿Cómo se siente al ser la primera mujer que representa a AEBE en 21 años de su fundación? La he recibido con mucha responsabilidad y agradecimiento a los socios que me han confiado este cargo. Además, un reconocimiento a mis padres que confiaron en mí y mis hermanas para continuar con su trabajo de años. Tengo que señalar que la presencia de la mujer en el negocio bananero no es nueva ni tampoco una excepción. Hay mujeres que también están liderando empresas exportadoras de éxito, que han hecho escuela a lo largo de décadas y que, en la pandemia lo demostraron con capacidad para resolver problemas de logística, de administración y de personal. Estoy segura que la presencia de la mujer seguirá siendo de alta significancia en AEBE.

¿Cuáles son los socios activos? Son todos aquellos que su giro principal de negocio es la exportación de banano.


¿Los adherentes? Son aquellas empresas que pertenecen a la cadena de valor: cartoneras, plástico, asistencia, logística, naviera, puertos, fumigadoras, sector financiero.


¿Cuál es el porcentaje en cuanto a las exportaciones de los que conforman AEBE, es decir los socios activos? AEBE cuenta con grandes productores y exportadores que, en total, podrían llegar a representar un 70% de la comercialización de la fruta.


¿Y el porcentaje de los adherentes? Los socios adherentes, como lo había comentado previamente, son aquellos actores de la cadena de valor del banano. Ellos no exportan directamente la fruta, pero facilitan los insumos para la comercialización y producción de la misma.


¿Cómo mide AEBE la producción de sus socios? En todo el mundo se producen 113.212.452 toneladas de plátano por año. India es el mayor productor de banano del mundo con un volumen de producción de 29.124,000 toneladas por año. China ocupa el segundo lugar con una producción anual de 13.324.337 toneladas. Ecuador se ubica en el quinto lugar con una producción que anima a seguir trabajando por su producción y su crecimiento en el mercado.


¿Cómo manejan estadísticamente la producción de sus socios? AEBE cuenta con un equipo dedicado al manejo de información y lo realiza para toda la industria. Esto, mediante la compilación de datos de fuentes oficiales en cuanto a la comercialización para poder conocer mercados destino, crecimientos y participaciones. Por otro lado, llevamos un proceso interno para realizar una estimación de la producción misma que realizamos con la ayuda y cooperación de nuestros socios. También, tenemos acuerdos de cooperación con importantes asociaciones en países como Colombia y Costa Rica y con un centro de investigación en Francia. Con la ayuda de todos estos actores podemos tener una idea clara de cual es el panorama de comercialización y producción.


¿Cómo analizan o estudian la incursión del producto para nuevos mercados? Se puede decir con total seguridad, que para el banano ecuatoriano no hay el concepto de nuevos mercados. Según el informe de comercio exterior del Banco Central del Ecuador, a febrero del 2021 llegamos a 60 países ubicados en los cinco continentes del planeta, y el Ecuador es el único país capaz de hacerlo, por su nivel de exportación y por la calidad de la fruta, que le permite mantenerla a pesar de tener que cubrir grandes distancias como a China, que son más de un mes.

Llegamos a zonas tan complejas como los países del Golfo Pérsico, donde competimos con Filipinas, que a pesar de no tener que cruzar el Canal de Suez, su volumen de exportación no satisface los requerimientos de este mercado. En otros casos, llegamos a países, donde la fruta es redireccionada a otros como es el caso de los envíos a Turquía que siguen a Irán, Iraq, Siria y países ex-soviéticos. Por lo que, cada exportadora hace su estudio para ir a un nuevo mercado donde ya hay otras exportadoras ecuatorianas o deciden especializarse o consolidarse en un mercado.


Las oportunidades de nuevos negocios y nuevos nichos, ¿Le dan un porcentaje a AEBE? Sí se refiere a un aspecto monetario de ninguna manera.


¿AEBE, cuenta estratégicamente con socios externos? Sí. Un caso particular es el de ATREVIA que nos da su apoyo en un mercado muy importante como el de la Unión Europea, donde se están definiendo temas importantes sobre la sostenibilidad, competencia justa y donde como país debemos consolidarnos.


En la XVII Edición de la Convención Internacional 2020, ¿Cuántos países participaron directamente y cuántos indirectos? Esa cantidad llegó a 54 países que participaron de manera directa.


¿El logro más importante de esta convención se fundamenta en? El hecho de que asistieran de manera digital 2 mil personas, es un logro por la situación que se vivió durante el 2020, si lo vemos frente a otros similares que fueron cancelados. El otro logro es que la colectividad internacional pudo darse cuenta de la capacidad de reacción de nuestro sector y de toda su cadena de valor, para mantener la operación de producción y exportación que se paralizó ni un solo día. Además, frente a la contingencia, el sector mantuvo las plazas de trabajo, cumpliendo nuestras responsabilidades sociales, pagando el salario digno; a lo que se añadió, una coincidencia de criterios entre las asociaciones de productores y exportadores, de que es el momento, que el mercado internacional reconozca un precio justo por el banano que producimos, destacando que los importadores y supermercados deben compartir la responsabilidad de la sostenibilidad del negocio.


Esta convención ¿generó alguna expectativa comercial, y de manera internacional? Se generaron negocios cercanos a los USD10 millones.

 
Hablemos de los tratados comerciales.

Dentro de las negociaciones que el gobierno ha promocionado y propuesto al sector, ¿cuáles han sido los beneficios? Gozamos por el momento de tres importantes Acuerdos Comerciales, el de la Unión Europea firmado el 11 de noviembre de 2016; el firmado con la zona del EFTA (Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein), que entró en vigencia en junio del 2020 y el Acuerdo con el Reino Unido, que entró en vigencia el 1 de enero del 2021.


Son tres mercados con demandas constantes y con buenos precios. El efecto con la Unión Europea fue inmediato y en el 2020, se obtuvo un crecimiento del 10% en volumen, lo cual ha hecho que aproximadamente un 30% del banano procedente de otros países que llega a los puertos de esta zona económica sea ecuatoriano. Los Acuerdos Comerciales tienen efectos positivos y por ello es necesario que el país ingrese al Acuerdo de la Cuenca del Pacífico, donde están países como China con un mercado efectivo de 800 millones de consumidores, Corea del Sur, Japón, Rusia (tenemos un 96% del mercado). Asimismo alcanzar un Acuerdo Comercial con Turquía.


Las negociaciones con la Unión Europea, ¿a qué niveles comerciales han llegado? En tema de banano, el Acuerdo permitió reducir drásticamente el arancel que debe pagar el banano ecuatoriano para su ingreso al mercado de la Unión Europea y ponerlo a igual nivel que la fruta procedente de Colombia, Perú y los países de Centroamérica. Como todo Acuerdo, se evalúan periódicamente las metas y por el momento, nuestra principal preocupación son las exigencias de certificaciones que implican costo adicional a nuestra producción y que no son retribuidas en precios.


¿Con Estados Unidos de Norteamérica, nuestro principal socio? Aquí depende de que este mercado incremente su demanda que en los dos últimos años ha estado estancada. No hay problema de arancel porque el banano ingresa con cero aranceles.


AEBE, ¿ha pensado en algún momento expandir su mercado por medio de flotas navieras propias que permitan llegar a tiempo a su cliente o consumidor? AEBE es una asociación y los fines de una Asociación son la de un apoyo permanente en todo lo que tiene que ver con la actividad exportadora y productora. El negocio naviero es un negocio complejo y está manejado por empresas expertas que se dedican exclusivamente a eso. Forman parte de la cadena de valor, pero en esto es mejor decir cada quien ocúpese de lo suyo.


Una de las desventajas de competir con otros productores justamente se debe a esto. Por ejemplo, Filipinas tiene mayor ventaja en vender a tiempo a China principalmente, nosotros demoramos diez días más. No solamente Filipinas. Vietnam, Laos, Myanmar, Cambodia están mucho más cerca de China que Filipinas y llevan el banano por carretera, por lo que se están convirtiendo en importantes proveedores de esta fruta a ese mercado. Es cierto que tenemos una desventaja geográfica. El 90% de nuestra exportación de banano debe cruzar el Canal de Panamá y eso involucra un costo adicional que no lo tiene ni Colombia ni Costa Rica, pero esta desventaja la hemos sabido compensar con la calidad de la fruta que le permite aguantar ese tiempo de tránsito. Además, el 95% de nuestra producción es para exportación y el desarrollo de la tecnología de contenedores es otro elemento que nos permite compensar esa debilidad.


¿A veces nuestro producto llega extemporáneamente al país de consumo?. En algunos casos sí que depende básicamente de problemas exógenos, como cierre de fronteras que sucedió en abril del 2020 en la frontera turca-iraní, congestionamiento de puertos, ambos ocasionados por la pandemia, o cuestiones como sucedidos en marzo de este año, con el bloqueo del Canal de Suez por parte de un megabuque. Siempre hay contingencias, pero las exportadoras ecuatorianas junto con la cadena de valor han demostrado mucho conocimiento para evadir estas circunstancias.


¿Cree usted que el sector bananero debería formar parte del ministerio de producción, para con conocimiento exponer de mejor manera al mercado internacional y obtener mayor rentabilidad en los negocios? No. El Gobierno tiene que tomar sus decisiones que generalmente son políticas. Lo nuestro es la actividad empresarial. No obstante, hemos dado nuestra opinión y sugerencia en los foros que el Gobierno ha diseñado como Proecuador, Comexi, en la Mesa de Negociación de Banano, y lo seguiremos haciendo en estos foros y en otros nuevos que se diseñen o cuando seamos requeridos.


Generalmente, ¿a quién o quiénes se benefician en una rueda de negocios del sector bananero? En primer lugar, el productor porque al momento que el exportador asegure una venta, inmediatamente lo hace con el productor que le provee la fruta, y esto se transforma en un efecto cascada, porque beneficia a toda la cadena de valor: cartón, plástico, naviero, logístico, transporte y a la economía, por que al ser el banano un negocio semanal, se genera la actividad comercial en comunidades y ciudades.


Siendo Ecuador una nación con 17 millones de habitantes, que compite en el mercado internacional con países como India y China, ¿Qué necesita nuestro productor, para sostenerse o mantenerse y ser más productivo? Una menor carga tributaria, asistencia técnica permanente por parte del Estado, crédito a una tasa justa que asegure el retorno del dinero a la entidad financiera, precios justos por los insumos que utiliza y acuerdos comerciales que aseguren la oportunidad de que su producción tendrá un lugar en el mercado internacional.


En los estándares de calidad, ¿tiene algún rol AEBE? Por ejemplo, emitir certificados BANANEROS siendo un organismo avalado internacionalmente. Estamos siempre asesorando a nuestros socios en este tema para que siempre produzcan con la más alta calidad a través de talleres y seminarios. El tema de emisión de certificados le corresponde legalmente a Agrocalidad.


¿Por qué el Ministerio de Agricultura en estos aspectos se maneja lentamente? Cuestión de tramitología que siempre como Asociación hemos pedido que se reduzca, hay esfuerzos del Ministerio, sin embargo, hay mucho por reestructurar todavia, esperemos que temas primordiales como la protección del sector ante el fusarium R4T se maneje con una mesa al más alto nivel y se mantenga como una prioridad para el próximo ministerio.

 
Hablemos de usted Ing. Ubilla.

¿Cuáles son las proyecciones productivas que tiene el sector para los últimos ocho meses de este 2021? Seguir trabajando de manera unida con los demás gremios para avanzar con los puntos que más podamos de nuestra planificación estratégica del Clúster Bananero del Ecuador, como proponer actualizaciones del marco legal del sector y gestiones a nivel del ejecutivo que aliviane la carga que tiene el sector.


Es complicado por cuestiones demográficas que Ecuador sea el primer exportador de banano en el mundo. Mantenernos en el 5to. lugar, refleja el gran compromiso socioeconómico de sus productores para ser competitivos. ¿Qué estrategia endosa AEBE a sus socios? El término no creo que sea endosar. Más vale hay que hablar de lo que nuestros socios proponen de manera permanente para que el país no pierda competitividad en el comercio mundial bananero. Por ello, siempre hemos insistido ante los Gobiernos de turno reducir la tramitología, flexibilidad laboral, precios que respondan a los mercados de destino y un mayor control en los puertos para evitar la contaminación de contenedores, que se está convirtiendo en un flagelo y que provoca más inspecciones a nuestra carga en los puertos de destino. Desde AEBE siempre hemos insistido en que productores y exportadores cumplan con las buenas prácticas agrícolas y el control de plagas que provoquen la retención de la carga.


Sus objetivos fundamentales en AEBE. Los mismos que animaron a los fundadores hace veintiún años: ser un gremio que promueva el desarrollo integral y sostenibilidad del sector exportador ecuatoriano, a través de la colaboración directa con entidades del sector público y privado. Además, un objetivo personal es consolidar la presencia del Clúster Bananero como la entidad que aglutine a todo el sector para establecer las estrategias de mediano y largo plazo del sector para consolidar su presencia en la economía ecuatoriana.

¿Cómo es su personal? En su mayoría joven, suficientemente preparado para afrontar el reto de mantener el prestigio de nuestra asociación como una organización referente, tanto a nivel nacional como internacional, del sector bananero ecuatoriano; con ideas nuevas como el Observatorio Estadístico, deseoso de trabajar y que lo está haciendo desarrollando programas continuos de capacitación.


Detrás de usted tiene a dos ejecutivos que son decisivos para aplicar una buena estrategia, me refiero a los ingenieros Iván Wong y José Antonio Hidalgo, vicepresidente del Directorio y Director Ejecutivo de AEBE respectivamente. ¿Cómo manejan la parte administrativa y la puesta en marcha de las mismas? De manera profesional. Cada uno de nosotros sabe las responsabilidades que tenemos, coordinamos acciones que son respaldadas por el Directorio y las tareas que se realizan están ya determinadas en un Plan de Acción.


Con la llegada del presidente electo Sr. Guillermo Lasso, se genera una nueva fisonomía para manejar los negocios en el exterior. Por sus mensajes dados en la campaña y ahora como Presidente electo, lo que usted pregunta va en ese sentido. Tiene una visión de pragmatismo, de favorecer acuerdos comerciales y de abrir aún más la economía ecuatoriana. Ello implica también responsabilidades para nosotros de seguir trabajando con dedicación y de no relajar nuestros objetivos de incrementar el volumen de nuestro negocio.


Su mensaje a nuestro nuevo mandatario y al país. El mensaje es que tenga éxito en su gestión. El éxito de su Gobierno será el éxito del país que se verá reflejada en mayor volumen de exportaciones, generación de nuevas plazas de trabajo, mejora en el ingreso de la familia ecuatoriana. Además, de la tremenda responsabilidad que significa movilizar un barco que está encallado, hacerlo que reflote nuevamente y sobre todo conseguir que la población se vacune contra el COVID-19, son los grandes retos iniciales. Como sector, deseo que se tenga una legislación de acorde a los tiempos actuales, menos tramitología, menos carga tributaria y sobre todo, el apoyo total para impedir la presencia del Fusarium RT4 en nuestras tierras.


Ing. Marianela Ubilla para a People & Business.